sábado, diciembre 01, 2007

Pornografía íntima

Golpea la noche causando dolor. Puedo oler muerte en mi cama, ¿fantasmas que hay que exorcizar? Reafirmo la certeza de palabras que no iban a llegar. Buscar consuelo en el verbo, que, como los sueños, no pueden regresar ni asirse. Se deshacen al despertar… belleza perdida que ya no ansío, que puede hacerme llorar.
Una cosa aprendí con los años, no hay límite en la cantidad de frustración que se puede soportar. Maldito conocimiento que la vida, de tanto en tanto, me fuerza a recordar.
Las lágrimas brillan como el polvo de estrella, que se desprende mientras el cuerpo celeste ya agoniza, cae, y, en su deceso, se cubre de la oscuridad donde vuelve todo a empezar.
Gotas de sangre que cubren el recuerdo de una tumba que no quiero visitar. Densas, como las montañas gestadas en el dolor.

8 comentarios:

Blogger Burnout. ha dicho...

Lamento de veras que te sientas tan desconsolada. Poco puedo hacer para ayudarte, palabras, nada más.
Quien quiera que te ha hecho tanto daño merece lo mismo.
Cuídate.
Un saludo.

8:27 a. m.  
Blogger X ha dicho...

No hay límite, no.

10:46 a. m.  
Blogger Para, creo que voy a vomitar ha dicho...

No es sólo pornografía íntima, mi querida clara, sino sabiduría íntima la que tú tienes.

Besazos!

12:05 p. m.  
Blogger claradriel ha dicho...

Chicos,
revisaba unos viejos apuntes, que son adecuados a la ocasión.


'Los fantasmas son, digámoslo así, retazos y fragmentos de otros mundos, su comienzo. Como es natural, no tiene porqué verlos, pues el hombre sano es el hombre más terrnal y, por lo tanto, debe vivir exclusivamente la vida de aquí, para la plenitud y el orden. Pero en cuanto enferma un poco, en cuanto se altera un poco el orden terrenal de su organismo, inmediatamente empieza a maniferstarse la posibilidad de otro mundo, y cuanto más enfermo está, mayor es us contacto con ese otro mundo, de modo que cuando el hombre muere del todo, pasa directamente a él.
Hace tiempo que yo vengo pensando en esto. Y si se cree en una vida futura, también hay que creer en este razonamiento.'

Dostoievski, CRIMEN Y CASTIGO.


Relativizando el término de enfermedad, yo me veo a mí misma como entre dos mundos. La muerte, la vida, las otras realidades... van más allá de la tristeza o el dolor.

2:00 p. m.  
Blogger claradriel ha dicho...

Burnout,
gracias, majo.
El consuelo, a veces, pasa por vomitar, que diría el QUERIDO ARC. Echas fuera la ponzoña y a dormir... hasta mañana. =)

Aún así, dejo constancia de que vuestras palabras siempre merecen una media sonrisa, al menos.



X,
y ahí está la vida...



Arc,
me encantas. Qué breve y qué grande.
Mi amorcete...

2:02 p. m.  
Blogger querida_enemiga ha dicho...

Mmmm... mal rollito, ¿no?

Un besazo, reina.

10:25 p. m.  
Blogger hack de man ha dicho...

Y habrá la misma capacidad ilimitada de felicidad a soportar que la de la frustración? Al comprobarlo nos frustraríamos... ups... estamos condenados a ser seres frustrados... noooo!!!!

9:51 a. m.  
Blogger claradriel ha dicho...

Hack
no te burles de mí con tu listez, que te tengo en alta consideración y me vas a traumar.

Besets, 'xicotet'.

Creu que t'he enyorat.

10:15 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal