martes, junio 12, 2007

Y el calor...

Después del robo de mi portátil, desgracia blogueril extrema, me encuentro dispersa, centrada, ausente. Y ésto tiene tanto de metáfora como de pura realidad.
Ser en el ensueño es mi lugar, cuánto hablamos de sueños y vigilia, pero que poco de ese intrincado equilibrio que supone el arte de ensoñar.

Últimamente ando de puntillas sobre hojas crujientes de sexo, intentando, en vano, que mis pies algo torpes no las rompan, no verbalicen la realidad al crujir en voz alta, no rompan el silencio que oculta toda la verdad.
El tango imita el amor de dos cuerpos más allá del cuerpo, el jazz, en directo, es para mí un espectáculo absolutamente obsceno. El tecno nos ayuda a descargar energías acumuladas de frustración corporal, y una canción cualquiera, pero no al azar, puede humedecer de algo más que lágrimas nuestra intimidad.
Mi compañera y yo cenamos gofres con chocolate para superar su bajón anímico y mi caída de endorfinas colosal.


Mon nouveau petit amie comparaba ayer como único sustituto del sexo un buen chocolate de gran pureza, mientras se derretían en nuestras bocas bombones de pétalo de rosa, chocolate, licor y cereza. Hoy he encontrado en el metro a un viejecillo perdido, al que, después de orientar en su camino, he escuchado filosofar inesperadamente sobre el sol y la ciudad. La ciudad elegida para su retiro, ésta, plagada de sol, y, en sus propias notas increíbles, ‘bella con lujuria’. Me ha encantado. Lujuriosamente bella…

18 comentarios:

Blogger brays ha dicho...

Que mejor forma de terminar este post que esa frase: Lujuriosamente bella...
Como tú y como todo lo que escribes.

Siento lo de tu portátil.

Y, por cierto, frikada 2: Kieslowski quisó escribir 10 obras basadas en los mandamientos, sólo realizo No matarás y No amarás.

Muuuuchos besos de chocolate para ti. :)

8:32 a. m.  
Blogger Para, creo que voy a vomitar ha dicho...

Joooooooooooooo, yo me tuve que ir a currar y no pude probar con vosotros el chocolate!!!

Pues la próxima vez os coméis el chocolate sobre mis pezones!!, como compensación!! jajaja

Me ha gustado lo de las hojas crujientes de sexo... Me ha recordado al hojaldre.

Dios, que culinario que estoy esta mañana.

Besos!!!

9:51 a. m.  
Anonymous Carmen ha dicho...

Bella con lujuria. Lujuriosamente bella. Pero yo hablaba de ti :-)

chocolate, chocolate, chocolate... y limpiar el horno y los espejos... y leer lo que cuentas tan bien.

El resto ya lo sabes, vía mail.

Un besito, guapísima

11:38 a. m.  
Blogger claradriel ha dicho...

Brays!!
Qué frikis somos, cómo mola. =)
Gracias, bonico.


Arc,
hojaldre para Pekar...
Ñam. Bueno, creo que aceptamos comer sobre tí, pero es muy injusto, que tú andas sobradilla de endorfinas, guarri.


Carmen...
qué preciosa eres, joooooooooooo.
Y cómo me salvas de los temblores emocionales, con esos saltos sonrientes.
Me acordaré, cuando todo vaya mal. Pero, mejor, nunca todo va mal.

11:57 a. m.  
Blogger Burnout. ha dicho...

El chocolate -quiero decir el cacao- es una fuente indirecta de endorfinas, por eso cuando estamos deprimidos buscamos el cacao para compensar lo que nuestro cuerpo no puede.
Precioso todo lo que dices en tu blog, desde lo simple a lo complejo, desde lo sutil a lo basto.
Te seguiré leyendo.
Un saludo.

5:02 p. m.  
Blogger juan rafael ha dicho...

Pero ¿cómo te han podido robar el pórtatil? ¿en un descuido o saqueando? Y no me lo digas con la boca llena de chocolate...
Besos.

5:25 p. m.  
Blogger claradriel ha dicho...

Burnout,
precioso tu avatar. =)
Claro, el chocolate viene perfecto cuando las mujeres están reglosas, cuando estás de exámenes o de bajón, cuando tu amante se ha largado al quinto coño...
...será por eso que soy adicta??

Adoro la palabra inglesa: chocoholic.
Hasta otra!!



Juan Rafael,
el descuido, por imprudencia, pero saqueo en cierta forma, porque, obviamente, no es que yo lo dejara olvidado por ahí, fue 'amablemente' confiscado.
Jo, pues a mí, con chocolate en la boca, casi todo me gusta más.

6:10 p. m.  
Blogger barbara ha dicho...

Hola noia sento lo del portatil, et felicito pel post m'ha encantat com l'has escrit

mua cuidat

8:17 p. m.  
Blogger Gris_oscuro ha dicho...

Me gusta como suenas ultimamente, mas positiva, aunque sigues a tientas..me gusta escucharte asi y soñar, yotambien, en poder algun dia compartir gofres con chocolate con alguien especial..
Disfruta guapa, que parece que de eso sabes,
Un besote,
Gris

10:30 p. m.  
Blogger Salvatore ha dicho...

Pues antes que nada, mil gracias por la visita y por este bello, lúbrico y evocativo texto amatorio sobre la ciudad en donde tú vives. Me gusta el tono que usas para describir, pero sobre todo las palabras que mezclas para complacer al que te lee.
Te mando un abrazo, desde la Ciudad de México.

7:03 a. m.  
Blogger claradriel ha dicho...

Barbara,
només tenim sentit reflexats en el mirall dels ulls que ens miren... o ens lligen, en aquest cas.
Així que, mil gràcies, a tu.



Mi niña dura!!
Gris...
tus lados sensible y salvaje, juntos, hacen un cóctel muy especial. El día que nos llegue esa birra, si te parece, te llevo un gofre.
Besos.


Salvatore,
es que esta ciudad siempre me acoje en su seno cuando me pierdo. Es como el saco de mamá canguro, cómo no la voy a mimar??
=)

11:55 a. m.  
Blogger Hairblue ha dicho...

¿Cómo te robaron el portátil? Y... Obviamente estabas seduciendo a aquel anciano...

7:06 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Una vez más Carmen (Pasitos enanos) me lleva a un blog de esos que enganchan...ha sido un placer encontrarte...

Zoe Barcelona.

12:38 a. m.  
Blogger claradriel ha dicho...

Mori,
es una señal del destino de que acabaron mis tiempos lolitescos.
Qué remedio, si lo manda el karma...


Zoe,
si vienes 'de parte' de mi dulce niña, eres muy bienvenida, e invitada especial de la casa.
Besos.

9:23 a. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Muchas gracias ,es todo un placer...
Zoe

4:15 p. m.  
Blogger claradriel ha dicho...

Zoe,
mío, ya sabes, chica!!

4:18 p. m.  
Blogger Ysbrand ha dicho...

Nos has dejado sin saber como te pone el reaggeton.

2:11 a. m.  
Blogger claradriel ha dicho...

Ha, ha.
Corro un tupido velo sobre mis noches de gogó espontánea en el Habana.
Anti-morbo total...
Estos latinos, mira que llamarme Olivia, malacostumbrados a sus morcillositas muchachas!!

3:57 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal